Cenas de Navidad (perfectas) para empresas

Ya no se estilan las sobremesas rígidas y sobrias sino que cada vez son más las empresas que apuestan por hacer celebraciones distendidas y disfrutar con sus empleados de una jornada festiva. por eso una vez al año,  la comida o cena de Navidad, puede ser una fantástica herramienta para establecer una relación más cercana con los compañeros en un entorno diferente.

En este evento, pasamos del ambiente estructurado del centro de trabajo a uno más lúdico y desenfadado, para bien y para mal,, porque nos dan un margen de conocimiento del otro del que podemos sacar provecho y aumentar empatías, acercar posturas, entender el contexto personal de tus compañeras y compañeros de trabajo, su modo de ver las cosas,  sus valores, sus inquietudes,  gustos y aficiones. Sácale provecho en beneficio mutuo y de la empresa, es un catalizador de la moral del equipo y el compañerismo.

Eso si, hay que seguir los códigos habituales de conducta profesional. Es una fiesta, sí, pero que está sucediendo en un ámbito profesional.

Planificación: varias cosas a tener claras a la hora de organizar la fiesta

Cuando hablamos de muchos invitados y una cierta complejidad organizativa (logística, alojamiento, restauración…), la contratación de un profesional de eventos es una buenísima inversión. Dispone de numerosos recursos, mayor capacidad de negociación de precios, y una visión profesional y global del evento. Todo saldrá mucho mejor y ningún empleado ocupará su tiempo organizando la fiesta.

En formatos más reducidos, una persona del equipo puede ocuparse de la organización. Estos son algunos consejos a tener en cuenta:

El presupuesto

Da igual que pague la empresa o lo hagan lo empleados, la cena de navidad cuesta dinero. Es una inversión y debe ser rentable. No esperar al último momento y contar con varios presupuestos de todos los servicios necesarios (transporte, restaurante, animación) es el primer paso al éxito.

El objetivo

Cada empresa tiene dinámicas diferentes entre sus equipos. En la comida o cena de Navidad, hay que marcarse los objetivos a conseguir: aumentar el contacto entre jefes y empleados, mezclar grupos para trabajar un mejor cohesión o sencillamente, montar una buena fiesta para que todos disfruten de una experiencia 100% lúdica.

Logística y Protocolo

Vale la pena planificar bien algunos de estos aspecto para que todos los asistentes se sientan cómodos.

Ubicación. No todo el mundo tiene por qué saber conducir o tener coche, y muchos no querrán llevarlo. Un lugar cercano al trabajo y con buena comunicación de transporte público es, en la mayoría de los casos, la mejor opción.

Asistentes. Organizar una cena en la que asistirán directivos que viajan desde el extranjero para la ocasión o una comida para una pequeña empresa de cinco empleados son cosas diferentes. Analizar las características del grupo, sus procedencias culturales (judíos, árabes y cristianos… nos sentamos a la misma mesa pero comemos diferente) y la relación entre las personas es un ejercicio básico para que la dinámica que queremos crear funcione.

Sitting. ¿Una o varias mesas?  ¿Con sitio asignado o free sitting? En la cena de Navidad hay que encontrar tiempos y espacios para conversar con personas con quien no se trata a diario, no vale quedarse toda la velada con los “compis de la máquina de café” o pasar la cena charlando solo con los más cercanos. La configuración del sitting (la forma de sentar a la gente en las mesas) y los actos complementarios como el drink de bienvenida o la hora de las copas, ayudan a crear estas dinámicas de relación de grupo.

Timming. Cualquier evento necesita de una planificación en el tiempo. Las horas en las que van sucediendo las cosas debe estar estructurado para que la fiesta tenga ritmo. Calcular bien los tiempos asegura un buena experiencia a los asistentes.

Comunicación. Que no falle la comunicación: crear un evento en Facebook, un hashtag en Twitter, además del tradicional mailing masivo son herramientas gratuitas que ofrece la red para promocionar el evento de forma eficaz y gratuita.

¿Comida o cena?

Las comidas parecen ser menos comprometidas, y es que la noche “confunde a muchos”. Habitualmente, hay más disponibilidad para asistir a una cena y sin duda alguna, un evento de noche es mucho más lucido.

Encontrar el espacio y el menú perfecto

Dependiendo del presupuesto, objetivo y protocolo, hay que encontrar el espacio perfecto en un restaurante tradicional, un restaurante con espectáculo, un salón de eventos o un espacio adecuado como un club, discoteca

También puede considerarse un catering en el centro de trabajo, una opción más lowcost cuya dificultad reside en evitar desastres como copas apoyadas en los monitores, restos de comida en los teclados o documentos de trabajado confundidos con servilletas de papel…

En cuanto al menú, lo más recomendable es un menú cerrado (para asegurar un buen servicio) o un buffet en el caso de muchos asistentes, incluir un welcome drink (perfecto para romper el hielo) y valorar la posibilidad de contratar una barra libre (si planeamos una noche larga).

Juegos y regalos

Es impensable una cena de Navidad entre compañeros sin los clásicos juegos de regalos. El espíritu de Papá Noel y la manoseada “hipocresía navideña” también tiene su hueco en este evento. Los más clásicos son el Amigo Invisible o la rifa de regalos, cuando la empresa tiene proveedores que colaboran con regalos para el personal.

Hay formas más creativas para implicar a los asistentes, y las nuevas tecnologías ponen a nuestra disposición todo tipo de aplicaciones para poder hacer cosas más divertidas y actuales. Desde un concurso de fotos colgadas en Instagram, hasta otro de dedicatorias en el muro de FB de la empresa o un hashtag en Twitter, pueden dar mucho, mucho “juego” y sacar a relucir el espíritu creativo de todos los miembros de la compañía.

Y siempre nos quedará el regalo solidario. ¿Por qué no plantearse regalar membresías o aportaciones a ONG´s o proyectos con los que deseemos implicarnos de forma solidaria con una aportación económica por Navidad?

Tematización

Los gorritos de Papá Noel son una solución buena, bonita y barata para poner a todos los asistentes en un mismo contexto con un punto de ridículez. Pero un poco más de esfuerzo creativo nos dará mejores resultados. Por ejemplo, una agencia de publicidad puede tematizar de Madmen su cena y una cadena de charcuterías, regalar un delantal “de gala” a sus empleados (que luego pueden firmarse los unos a los otros para guardar como recuerdo).

Otros servicios, ponle la guinda al pastel

Centros de mesa, actuaciones de magia, un monologista o un dj, son las más comunes. Contar con alguien experto en entretener al personal es importante. Si el presupuesto lo permite, claro.

Recomendaciones

Aprovecha la ocasión para relacionarte y ganar visibilidad. Es la oportunidad perfecta para confraternizar con los compañero y arreglar rencillas, reavivar relaciones o iniciar otras nuevas y generar sinergia de equipo. Y para ganar visibilidad entre compañeros y delante de tus superiores, no están las cosas para desaprovechar buenas ocasiones.

No olvides que el lunes vuelves a la oficina… Evita criticar a compañeros y excolegas, hablar más de la cuenta y sin control, las conversaciones sobre temas que pueden generar conflicto. Hay que tener cuidado con lo que se dice y se hace: el lunes hay que volver a la oficina

Alcohol. Mal gestionado no es un buen aliado, así que se impone un uso responsable y mantener siempre el control (recuerda, el lunes vuelves a la oficina…).

Ojo con las redes sociales. Los momentos más brillantes pueden quedar inmortalizados y gracias a Facebook, Twitter e Instagram, difundidos a todo el entorno laboral. El que avisa, no es traidor.

Como decía Stevie Wonder “si bebes, no conduzcas”. Utiliza la flota de taxis que tienes a tu disposición o el transporte público. Y si esto es complicado, organizaros para que los conductores sean responsables con el consumo de alcohol.

Cenas de Empresa para Navidad

Cenas de Empresa para Navidad

Cenas de Empresa para Navidad

Cenas de Empresa para Navidad

Cenas de Empresa para Navidad

Cenas de Empresa para Navidad

Cenas de Empresa para Navidad

Cenas de Empresa para Navidad

Cenas de Empresa para Navidad

Cenas de Empresa para Navidad

Cenas de Empresa para Navidad

Cenas de Empresa para Navidad

Cenas de Empresa para Navidad

Cenas de Empresa para Navidad

Cenas de Empresa para Navidad

Cenas de Empresa para Navidad

Cenas de Empresa para Navidad

Cenas de Empresa para Navidad

Cenas de Empresa para Navidad

Cenas de Empresa para Navidad

Anuncios

Una respuesta a “Cenas de Navidad (perfectas) para empresas

  1. Pingback: ¿Cena de empresa? ¡No la líes! | Mas Morning 80¿Cena de empresa? ¡No la líes! - Mas Morning 80·

Te invito a comentar este post

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s