La hora del aperitivo o vermut, un coctel low cost que sale muy a cuenta

El fin de semana, cada vez más gente sale a “tomar el vermut”, una costumbre que se está recuperando. El servicio de vermut trae a tu negocio una clientela de próximidad de todas las edades. Los mediodías de los sábados y domingos son un buen momento para hacer funcionar tu barra y terraza sirviendo vermuts. Y aprovechar la concurrencia para promocionar tus productos de entre semana.

Vermut en el Mitja Vida! de Barcelona, foto de inandoutbarcelona.net

Vermut en el Mitja Vida! de Barcelona, foto de inandoutbarcelona.net

Vermut en Bodegas Ricla de madrid, foto de elsibaritaaccidental.wordpress.com

Vermut en Bodegas Ricla de madrid, foto de elsibaritaaccidental.wordpress.com

Se dice, se cuenta, se comenta… que esta bebida fué inventada por Hipócrates, el médico griego (460 a. C), cuando puso a macerar en vino flores de ajenjo y hojas de díctamo obteniendo el  vino hipocrático. Unos siglos más tarde,  Antonio y Beneditto Carpano crearon la receta del “vermut moderno” (1786) y más tarde los hermanos Luigi y Giuseppe Cora (1838),  ayudados por la tecnología de la época, iniciaron su producción industrial, popularizándolo. En 1863 Alessandro Martini y Luigi Rossi crean la compañía Martini&Rossi en Turín, el actual referente mundial del vermut, el más consumido en el mundo. Si, los del chico Martini…

Se elabora con una selección de hierbas, seca y chafada, infusionada con agua caliente, a la que se le añade un 50% de alcohol y se deja macerar; después se mezcla todo ese extracto con vino y azúcar. La fórmula de cada casa se guarda tan celosamente como la de la Coca Cola y tiene muchas posibilidades: como aperitivo a mediodía, copa afterwork o cóctel de noche.

Los ingredientes a partir de los que se elabora cada “mezcla secreta casera” son plantas enteras u hojas secas (ajenjo, camedrio, cardo santo, centaura, coca boliviana, hisopo, mejorana, melisa, dictamo crético, orégano o salvia), flores (manzanilla, clavos de especia, lúpulo, sauco) y frutos (anís estrellado, corteza de naranjas amargas. cardamono, culantro, hinojo, nuez moscada, vainilla), además de raíces (angélica, cálamo aromático, genciana, imperatoria, lirio o cúrcuma) y maderas y cortezas (canela de Ceilán, corteza seca de crotón, quina calisaya, corteza de granado o madera de cuasía)

A partir de aquí, podemos imaginar las casi infinitas combinaciones.

Impulsa tus ingresos del fin de semana ofreciendo en tu carta de aperitivos un par de marcas de vermut embotellado o el vermut a granel que puedes conseguir en cualquier bodega.

Zona Vermut: un acto social muy rentable para bares y restaurantes.

Después de un largo periodo casi olvidado, se está recuperando como tradición y vuelve a tener protagonismo en las barras de los bares y restaurantes para servirse con una rajita de naranja, con o sin un chorrito de soda o sifón.

El vermut ha encontrado una excelente acogida principalmente entre los nacidos en el baby boom de los setenta u ochenta, que ya no salen de noche y disfrutan más de las actividades diurnas, y un público muy joven con poco dinero en los bolsillos a quienes el vermut les va como anillo al dedo en su vida social.

En Madrid, son muchas las bodegas de fachada de madera roja, como solían decorarse las tabernas del siglo XIX, y azulejería en el interior donde tomar vermut de grifo o de botella: la Bodega de la Ardosa, la Taberna Ángel Sierra en plena plaza de Chueca, La Taberna de Corps, Bodegas Casas, El Boquerón de Lavapiés, Bodegas Ricla, La Carmencita, La Toledana, Casa Emilio, El Doble, Casa Labra, Taberna La Dolores, Bodegas Rosell (donde sirven vermut de grifo Izaguirre, que se sirve siempre en vaso de caña con dos piedras de hielo, una guinda y un trozo de naranja), El Lhardy (su cóctel estrella: la media combinación, hecha con ginebra, vermut, angostura y piel de limón)… son algunos de los lugares emblemáticos para “hacer el vermú”.

Vermut Bodega de la Ardosa en Madrid, foto de Juan Antonio Flores Segal en Flickr

Vermut Bodega de la Ardosa en Madrid, foto de Juan Antonio Flores Segal en Flickr

Vermut Bodegas Casas en Madrid, foto de mistabernasfavoritas.blogspot.com.es

Vermut Bodegas Casas en Madrid, foto de mistabernasfavoritas.blogspot.com.es

Vermut en La Taberna Angel Sierra, foto de FritsKlijn en Flickr

Vermut en La Taberna Angel Sierra, foto de FritsKlijn en Flickr

Vermut en La Taberna de Corps, foto de N.R.FIAÑO en Flickr

Vermut en La Taberna de Corps, foto de N.R.FIAÑO en Flickr

Vermut Bodegas Ricla de Madrid, foto de Joe Lomas en Flickr

Vermut Bodegas Ricla de Madrid, foto de Joe Lomas en Flickr

Vermut en El Anciano Rey de los Vinos en Madrid, foto de Axel Rouvin en Flickr

Vermut en El Anciano Rey de los Vinos en Madrid, foto de Axel Rouvin en Flickr

Vermut en Casa Camacho de Madrid, foto de booksandcompanies.blogspot.com.es

Vermut en Casa Camacho de Madrid, foto de booksandcompanies.blogspot.com.es

Vermut en Bodegas Rosell de Madrid, foto de bodegasrosell.es

Vermut en Bodegas Rosell de Madrid, foto de bodegasrosell.es

En Barcelona, esta fórmula se ha potenciado con la apertura de nuevos espacios que siguen rigurosamente la estética de los bares antiguos y bodegas. Quimet Quimet (con la cuarta generación detrás de la barra: Quim, Joana, y Carmen; hermana y mujer de Quim, respectivamente), el Vermutito, la Bodega Manolo, el Morro Fi (el bar de vermut de vanguardia en Barcelona), el Cañete con su ‘barra española’, con cierto aire andaluz y la tradición de la cocina catalana, Vermuteria El Tano en Gràcia donde se sirve en vaso pequeño de cristal y acompañado de un sifón de plástico de los de siempre, Casa Almirall, un antiguo bar modernista en la calle Joaquín Costa, El Calders, con su vermut casero que traen de Falset y que preparan con zumo y rodaja de naranja

Y se está empezando a mover… Madrid y Barcelona ya programan en sus agendas el vermut como una actividad social más.

En Barcelona, se organizan rutas por diferentes bares y bodegas del barrio de  Sant Antoni (entre Paral·lel y el Mercat de Sant Antoni, una de las zonas hipster de la ciudad),  Poblesec, Sans y Gràcia.

Vermut en el Cañete de Barcelona, foto de pantagruelsupongo.com

Vermut en el Cañete de Barcelona, foto de pantagruelsupongo.com

Vermut en Quimet Qumet, foto de plateselector.com

Vermut en Quimet Qumet, foto de plateselector.com

Vermut en El Tano de Barcelona, foto de mantelacuadros.com

Vermut en El Tano de Barcelona, foto de mantelacuadros.com

Vermut Negro de Casa Mariol, foto de la-servilleta.blogspot.com.es

Vermut Negro de Casa Mariol, foto de la-servilleta.blogspot.com.es

En Madrid, la Asociación de Comerciantes de Triball, céntrica zona comercial delimitada por el Triángulo de Ballesta (Corredera Baja de San Pablo, Gran Vía y Fuencarral) y que está de moda con multitud de bares, coctelerías, terrazas y restaurantes, programó el pasado Junio durante tres fines de semana la I Ruta del Vermú con la participación de Café La Paca, Hotel 7 Islas, La Chula de Valverde, Catharsis, The Moon Terraza, Metropolitan, La Casa del Pez, Desengaño 13, La Inopia, El Circo de las Tapas, Kike Keller, La Jauría, La Bombonera de Barco, El 13 de Triball, Warehouse, Nanai, Muelle 17, Martínez, Santamaría, MUI y la Taberna Agrado.

El simple hecho de que se apueste por este tipo de iniciativas, da una idea de hasta qué punto esta bebida-acto social está volviendo en forma de tendencia.

Anuncios

Te invito a comentar este post

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s