(let´s talk about money) ¿Cuánto dinero necesito para montar un bar, cafetería o restaurante?

¡STOP! Antes de empezar a pensar en montar un negocio de restauración, mírate el bolsillo, la cuenta bancaria, los posibles socios a los que puedas implicar en el negocio y se realista. Sin dinerito, no hay negocio. La competencia es dura, tu mismo has visto muchos negocios abrir y cerrar en menos de un año. El doloroso cartel de “se traspasa” es el final de muchos sueños. Así que, antes de planear lo que vas a sacar de la cocina, los complementos de tus gintonics y como será tu logo, haz números. En este post, vamos a repasar algunos de los gastos más importante.

¿Cuánto dinero necesito para montar un bar, cafetería o restaurante?

¿Cuánto dinero necesito para montar un bar, cafetería o restaurante?

Necesitas un local (fianza, alquiler, adecuación para cumplir la normativa vigente), contratos de suministros (agua, luz, gas, internet…), las licencias para tu actividad, mobiliario (mesas, sillas, taburetes..), maquinaria (aire acondicionado, cafetera, exprimidor…), el montaje de la cocina (desde la mesa de trabajo hasta la salamandra), el material operativo (desde las copas hasta los uniformes del personal), el primer gasto en stock (la bebida y comida que servirás) y un colchón para cubrir tus gastos fijos y variables desde el primer día.
DESGLOSANDO
Te aconsejo hacer un estudio de los precios de alquiler de locales de las características que necesitas para desarrollar la actividad en la zona en la que quieras trabajar. Las inmobiliarias especializadas en negocios te facilitarán esta información.
Conoce bien (pero bien, bien) la normativa vigente que regula los locales de hostelería y restauración. No te saltes las normas, sale caro. De la aplicación de esta normativa, se devengarán gastos en adecuación y obras en el espacio físico que es tu bar, restaurante o cafetería. Pide varios presupuestos a constructores para orientarte sobre el total que puede suponer esta adecuación.
Define el producto que vas a servir. Si te especializas en coctelería, necesitarás un buen surtido en cristalería. Si tu bar va a ser el mejor bar de tapas de la ciudad, piensa en como vas a servirlas y que elementos necesitarás (platos, bandejas, cazuelitas….). Aplica el mejor criterio para rentabilizar al máximo esta inversión. En tu ciudad encontrarás proveedores de hostelería con los que podrás presupuestar este gasto. Recuerda que la vajilla y la cristalería se rompen, y la cubertería tiende a ir menguando, así que considera que vas a necesitar reponer material constantemente. Por cierto, el material de limpieza y aseo (desde el papel WC hasta la lejía), también cuenta.
Haz un buen planteamiento del interiorismo y el mobiliario que vas a utilizar, adaptado a tu concepto de negocio. Recuerda que podrás cambiarlos y mejorarlos con el tiempo, pero si la primera experiencia de tus clientes en tu establecimiento es en una silla incómoda, con una mesa que baila y con una mala iluminación… va a ser difícil que los fidelices. Un interiorista puede ayudarte a sacarle el máximo partido a tu inversión en esta partida.
Necesitarás máquinas en la barra: cafetera, exprimidor… Necesitarás maquinaria de confort (calefacción, aire acondicionado…). Ponlo en la lista y valóralo.
La cocina es una gran inversión, si vas a servir comida elaborada. Un experto en montajes de cocina te ayudará a construir la tuya en el espacio disponible y respondiendo a tu tipo de negocio. Te recomiendo ser muy escrupuloso en este apartado. No vas a poder cambiarlo fácilmente. La mayoría de elementos son de obra fija y tienen un coste elevado. No escatimes en que te aconsejen de forma profesional, te ahorrará dinero y te ayudará a tener una operativa eficaz y rentable.
La partida de gastos de personal de un bar, restaurante o cafetería, pesa mucho en tu cuenta de explotación. No consideres únicamente el salario neto que vas a pagar a tus empleados (o a ti mismo). Al neto, súmale los gastos salariales de cada nómina y añade partidas para indemnizaciones por despido, extras para cubrir bajas (enfermedad, embarazos…).
Por último, trabaja en un lista de gastos y diferencia entre fijos (alquiler, suministros, personal) y variables (proveedores de comida y bebida).
Y no olvides los impuestos. Un gestor profesional te aconsejará sobre la mejor forma de llevar tus cuentas y estar al día de tus obligaciones (si, has leído bien, obligaciones) fiscales.
Personalmente, te aconsejo que “desvíes” a variables todos los gastos que puedas. Una parte del salario de tu personal puede ser variable (comisiones o bonus por objetivos de facturación), por ejemplo.
PORCENTAJES HABITUALES
Más o menos, la cosa funciona así:
Gastos fijos:
Los suministros entre el 10 y el 15%.
El alquiler no debería superar el 10% de tu facturación.
La nómina de tu personal se llevará entre un 25%-30% de tus ingresos. Valora un mix entre fijo-comisión/bonus.
Gastos variables:
Los provedores supondrán un 30%-40% de tu facturación total. El primer año no tienes histórico ni capacidad de negociación por volumen, así que aunque este parezca un porcentaje altísimo, no lo rebajes para no caer en el cuento de la lechera. El segundo año, deberías estar rozando el 30%, ajustando al máximo el binomio precio-calidad.
ECHANDO CUENTAS…
Si entre fijos y variables suman entre el 75% y el 90% el primer año, te queda entre un 10% y un 25% de margen. Con esta partida, lo inteligente es ir amortizando tu inversión.
Por supuesto, depende del formato de negocio que elijas podrás trabajar estas partidas de una u otra forma, pero te recomiendo no empezar a hacer cuentas fáciles en plan “¡¡¡wow!!! 365 días al año por 100 personas que comen un menú de 12€ cada día… 565..600€… ¡¡¡más de medio millón que le saco al negocio!!!”. Te aseguro que no funciona así.
Los días de lluvia tu facturación bajará, los días de futbol en abierto tu facturación bajará, necesitarás algún día de descanso y no vas a llenar cada día… (si lo haces, ¡cuenta conmigo como socia capitalista!).
UN PENULTIMO CONSEJO
Incluye tu sueldo en tus gastos. Trabajar un par de meses gratis no nos importa a nadie. Pero debes cubrir tus gastos personales (alquiler-hipoteca, gastos de familia…). No vayas tirando “de la caja diaria”, es un tremendo error que descuadrará todas tus previsiones.
EL ULTIMO CONSEJO
Cuando termines tu presupuesto, súmale al total un 10% de imprevistos. Los tendrás y es mejor que partas de esa premisa para ahorrarte disgustos.
Si finalmente te decides a montar tu propio negocio, te deseo toda la suerte del mundo. Y si quieres profundizar más en este u otros temas, contáctame. Pondremos tus ideas encima de la mesa, valoraremos los costes y te ayudaré a tener el negocio rentable que tu quieres con tus propios medios o a montar una buena presentación para tus socios.
(Por cierto, no olvido la partida de marketing… pero eso te lo cuento en otro post).
Anuncios

3 Respuestas a “(let´s talk about money) ¿Cuánto dinero necesito para montar un bar, cafetería o restaurante?

  1. muchas gracias por este post la verdad es bueno acesorarce muy bien primero contodo lo que hay que saber este post esta muy bien

  2. Hola! Yo vendo toda la maquinaria de hosteleria de mi negocio por cierre, tengo bastantes cosas, estan muy bien y las entrego con revisión y garantia de 6 meses.
    Tengo cafetera, plancha, freidora, vitrinas de tapas, vitrinas de pasteleria, horno de pizzas, bajo mostrador, asador de pollos, lavavajillas, lavavasos…
    Puedo enviarlas a toda España. Os dejo mi telefono: 691497314. Saludos!!

Te invito a comentar este post

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s