Voy a abrir un restaurante ORGANICO

¿Siempre has querido tener un restaurante orgánico? Probablemente valoras el concepto de verduras libres de químicos y productos animales sin hormonas, y decidas trabajar tu concepto a partir de la difusión de la salud, bienestar y la buena alimentación. Los alimentos orgánicos están ganando en importancia y popularidad, y muchos restaurantes están teniendo éxito en este nicho, y tu quieres una parte del pastel. Cualquiera que sea la razón, con la atención social y política en sintonía con la alimentación orgánica, ahora puede ser el momento de hacer de tu proyecto una realidad.

¡Vamos al lío!

Definición de “orgánico”: una etiqueta ecológica a los productos alimenticios, lo primero. En general, la comida que se produce sin el uso de pesticidas sintéticos, fertilizantes basados ​​en las aguas residuales, o fertilizantes a base de petróleo es orgánica. Los animales deben estar expuestos al pastoreo al aire libre y no recibir hormonas de crecimiento o antibióticos que deben ser considerados orgánicos.

El deseo por la “comida sana”: los consumidores están mostrando un cambio acumulativo en el conocimiento de cómo la dieta se relaciona con la salud. Muchos consumidores aceptan y aprecian el concepto de alimentos orgánicos, y esto será bueno para tu negocio.

Sin embargo, la realidad es que los hábitos alimentarios de algunos consumidores no cambiarán. Ten en cuenta tu demográfica actual y si hay una demanda real de alimentos orgánicos. Muchos comensales cambian sus preferencias gastronómicas en algún momento de sus vidas, aunque no todos los comensales podrán abrazar tu concepto de inmediato.

Un consejo: es cierto que existen establecimiento con cartas de menús en las que solo se ofrece leche de soja, seitán y algas. Pero la comida que no tiene sabor, ve o suena “normal” puede ser la fuente de estigmatización elitista. Al elaborar tu menú orgánico, trata de ofrecer opciones de menú conocidos, como las hamburguesas clásicas (hechas con carne libre de hormonas) o platos vegetarianos caseros. Pon los detalles en las descripciones de los menús, y enamora a tus clientes. Orgánicos, o no.

Si estás decidido, una inspiración de éxito puede ser el restaurante de Nora Pouillon, la chef propietaria del Nora, “el restaurante orgánico” de Washington.

Restaurant Nora, Nora Pouillon, Washington

Nora Pouillon, en Washington con los Obama

Restaurant Nora, Nora Pouillon, Washington

Nora Pouillon, en el jardín de aromáticas de su restaurante en Washington

Anuncios

Te invito a comentar este post

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s