Las Chefs del momento, porque en los fogones no solo hay caballeros (1/2)

Las cocinas, como el Brandy Soberano, no son solo cosa de hombres. Es cierto que los grandes chefs tienen nombres masculinos, pero entre sartenes y ollas un buen grupo de mujeres son también protagonistas del esplendor que vive en estos momentos la restauración. Algunas tienen estrella Michelín y una de ellas, Elena Arzak es la mejor chef del mundo. Pero es indudable que todas brillan en la galaxia de la gastronomía con luz propia.

No son solo Chefs (grandes CHEFS con mayúsculas), son nietas de abuelas inspiradoras, hijas de restauradores, esposas de apasionados de la cocina con quienes han formado estupendos tándems. Y son también emprendedoras, empresarias.

He recopilado unas notas biográficas de cada una de ellas a partir de las muchísimas entrevistas publicadas en medios digitales, para compartir contigo:

María José San Román

Inquietud y entusiasmo definen la personalidad de María José San Román, chef propietaria del restaurante Monastrell. Es una cocinera autodidacta y de afición tardía, y ha sorteado lo que podrían haber sido dos obstáculos a base de aprendizaje constante y perseverancia.

En sus creaciones destaca la preocupación por el uso de productos bio, de los que se abastece su despensa. Su objetivo de ofrecer una alimentación saludable, ha convertido su restaurante en uno de los primeros en tener una carta dietética.

Su propuesta es la innovación y el conocimiento del recetario tradicional valenciano y catalán, aunque en la carta de su restaurante se cuela la inspiración de esta viajera incansable. Una cocina sutil y refinada, una estética impecable, técnica y precisión, con una evolución sin estridencias, celosa de los sabores de la materia prima inicial.

María José San Román, Restaurante Monastrell

María José San Román, Restaurante Monastrell

María José San Román, Restaurante Monastrell

Carme Ruscalleda

Es la estrella más internacional de nuestra cocina femenina. De familia agricultora y comerciante, estudió el oficio de charcutera (el negocio familiar), además de comercio mercantil, y se incorporó al negocio familiar junto a su marido Toni Balam. En la charcutería incorporó una sección de platos caseros para llevar. Su espíritu emprendedor la llevo a comprar la torre de delante de la tienda para abrir e 1988, el restaurante Sant Pau. En tres años consiguió la primera de sus estrellas Michelin. En 2004 abrió un restaurante de cocina catalana en Tokio, también llamado Sant Pau

Su cocina está basada en la tradición de la cocina catalana, con un toque de modernidad. Abrir un restaurante en Japón, ha hecho que se interese por algunas técnicas culinarias de ese país, adaptándolas a la cocina y productos tradicionales catalanes.

Se preocupa por que su cocina sea saludable, por lo que se centra en los productos de temporada, añadiendo, como el resto de las damas de la cocina española, mucha poesía a lo que cocina. Es mediática, trabajadora, alegre y generosa, y no duda en transmitir sus conocimientos en publicaciones editoriales.

Carme Ruscalleda

Carme Ruscalleda

Carme Ruscalleda

Macarena de Castroy

Mallorquina, propietaria y chef del restaurante Jardín. Su formación nacional e internacional sobre técnicas de vanguardia del conocimiento y cocinas tradicionales de diferentes culturas, su atracción por los productos locales y la creatividad, ha madurado hasta convertirse en un buen resultado: la concesión de una estrella Michelin en 2012 y 2013, y está considerada como la gran innovadora de la cocina mediterránea.

Su familia, la madre y el hermano de Daniel, impulsados por el padre, abrieron en 1996 su primer establecimiento, el Restaurante Jardín, en el norte de la isla de Mallorca. Macarena se unió a la empresa familiar en el año 2000, a los 18 años, y comenzó a practicar como ayudante de cocina.

El resto es parte de la historia de la gastronomía de este país.

Macarena de Castroy, Restaurante Jardín

Macarena de Castroy, Restaurante Jardín

Macarena de Castroy, Restaurante Jardín

Elena Arzak

LLeva el oficio en las venas, es la niña de la família con el primer establecimiento vasco en obtener tres estrellas Michelin. Descubrió su vocación gastronómica muy joven, insistiendo a sus padres, Juanmari y Maite, que quería seguir sus pasos. Ellos hicieron todo lo posible por quitárselo de la cabeza… Afortunadamente, no lo consiguieron. A los 11 años, solía ir directamente a la cocina del restaurante a su regreso de la escuela. Su destino era ser cocinera.

Viajó por toda Europa con el objetivo de aprenderlo todo sobre la restauración. Reconoce que muchos cocineros son autodidactas, pero ella optó por una formación académica y profesional completa.

En 1996, regresó a su casa y se unió al personal de Arzak, trabajando en todas las partes, sin tener demasiado contacto directo con su padre, sin ningún tipo de favoritismo. Dos años más tarde, empezó a manejar la cocina de Arzak en igualdad de condiciones con él. Hoy son inseparables, trabajan juntos, crean juntos y asisten a todas los eventos gastronómicos juntos. Probablemente el mejor equipo de cocina de este país.

Elena Arzak

Elena Arzak

Elena Arzak

Anuncios

Te invito a comentar este post

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s