Reciclando

Las croquetas de muchos buffets, fueron antes pastelitos de pollo. Y en su orígen, pollo rustido al vino. El reciclaje de comida es una técnica de buffet de hotel que aplicada en casa da muy buenos resultados.

Yo acostumbro a cocinar más comida de la que voy a servir. En el momento anterior a terminar el plato, aparto en un tuper esas raciones extras. Dejo que se enfríe y lo guardo en la nevera.

En los siguientes días ese tuper, con un mínimo de creatividad y en muy poco tiempo, me salva una guarnición o un par de lunch rápidos a golpe de microondas. Y si tengo la suerte de tener dos o tres tupers, me soluciona una cena gourmet en plan degustación.

En las fotos: cena para cuatro de noodles de huevo y pollo, salteados al curry, con huevo frito. Y cinco días más tarde, convertidos en un lunch rápido para uno. (Reciclado: hidratar con aceite de maiz, agregar unas gotas de jugo de carne, calentar al micro. Topping de cebolla dulce y pimiento verde con sesamo tostado negro, o cualquier verdura fresca).

Y otra transformación: de couscous de cordero a gelatina de garbanzos en jugo de comino y cordero. (Reciclado: cocinar los restos con agar agar).

20130516-114957.jpg

20130516-115013.jpg

20130516-115025.jpg

Anuncios

Te invito a comentar este post

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s