Fórmula de Marketing para restaurantes

Ninguna te resuelve el éxito, no hay una ecuación perfecta para que un restaurante, bar o cafetería funcionen como un reloj. Pero las fórmulas son una buen punto de análisis, y la que tratamos hoy tienes tres variables muy importantes para tu negocio.

Captura de pantalla 2013-07-08 a la(s) 19.21.08

N + H + M = €€

N son los nueves clientes, que vienen por primera vez.

H son los clientes que repiten, los habituales.

M es tu margen de beneficio.

Ahora vamos a ver a cada elemento de la fórmula con mayor detalle.

N: Cliente Nuevo

La mayoría de discursos de marketing incidirán en este punto desde la primera frase. Debes generar siempre nuevos clientes, que venga una primera vez, porque esta es la forma de conseguir una clientela segura. Puedes hacerlo con muchas estrategias (Social Media, anuncios, comunicación visual…). Es uno de los esfuerzos más importantes en márketing, y que más recursos te pedirá. Puede que pilles algún pasante, pero no tendrás un flujo continuado de nuevos clientes (que debes convertir en habituales) si no inviertes en ellos.

La primera vez que un cliente entra por la puerta, lo importante no es el margen de beneficio que va a suponer su ticket. El principal objetivo es conseguir que repita.

H: Clientes Habituales

Estas son las personas que desayunan, comen o cenan en el restaurante regularmente. Es un grupo al que destinar una parte diferente de los recursos de marketing. Ya conocen el espacio, el servicio y la cocina y te han dado su confianza. A partir de aquí, es cuestión de creatividad y disciplina mantenerlos como habituales y estimular sus apetitos para que regresen una y otra vez, traigan amigos y familiares y nos recomienden.

M: Margen

En el negocio de los restaurantes, los márgenes de beneficio son un punto muy frágil. Cualquier decisión imprudente puede eliminar varias cifras de un plumazo de tu beneficio. Un pequeño cambio en la contratación de personal y costes de los alimentos puede afectar significativamente el margen que sacas de cada ticket.

“M” es siempre el factor adecuado para empezar. Es necesario medir y gestionar el margen de beneficio de tu negocio con regularidad. Y una vez controlado, ¡a trabajar con la N y la H!

En este blog te doy un montón de consejos, ideas y herramientas para ayudarte a mejorar tu restaurante. Si deseas más información acerca de este o cualquier otro tema referente a la comercialización on-line, off-line, venta in-house o gestión de calendario y eventos, no dudes en mandarme un mail a hello@k54p.com y me pondré en contacto contigo para charlar sobre como puedo aportar mi experiencia a tu negocio.

Anuncios

Te invito a comentar este post

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s